Antes del internet y de la globalización de la economía de mercado la costumbre era nacer, estudiar, trabajar y vivir en un mismo lugar. Las dinámicas sociales reforzaban esta costumbre. Las conexiones de trabajo y oportunidades económicas estaban ligadas a una comunidad que nacía en la universidad y se extendía a través de la familia. También por supuesto la afinidad cultural solidificaba el sentimiento de pertenencia. Hoy en día los avances tecnológicos han acortado las distancias y revolucionado las dinámicas sociales y económicas. Según las Naciones Unidas, para el 2019 alrededor de 272 millones de personas (3.5% de la población mundial) fueron catalogadas como expatriados. La cifra crece anualmente alrededor de 5%, y la pandemia del covid-19 de seguro acelerará esa tasa de crecimiento. Los profesionales de un mundo digitalizado están en búsqueda del destino de sus sueños.

La diferencia principal entre un expatriado y un inmigrante es que el expatriado es un trabajador profesional o calificado que decide (sin presiones socioeconómicas exigentes) residir en otro país distinto al de nacimiento. En general los expatriados provienen de países centrales y residen en países emergentes. Panamá era uno de esos destinos paradisiacos preferidos por expatriados de todo el mundo antes de la pandemia. La aceleración de la digitalización de los negocios catapultará a Panamá como el destino preferido de los nuevos nómadas digitales.

Panamá el destino favorito

La principal ventaja que Panamá ofrece a la creciente comunidad global de expatriados es su marco legal y su actitud general e histórica hacia los migrantes. La facilidad para obtener una residencia es testimonio del compromiso del país con la comunidad de expatriado en particular. En Panamá puedes optar por una residencia si eres ciudadano de uno de los 50 “países amigos”. Panamá extiende este beneficio a más de mil millones de personas a nivel global. Con una oferta laboral o la inversión en un bien inmueble (por un valor superior a $200k y con la opción de financiación bancaria) el trámite puede ser tan corto como dos semanas.

Panamá históricamente es el destino favorito para expatriados del hemisferio buscando retirarse temprano. Con demostrar tener una pensión de tan solo $1000 dólares mensuales puedes recibir una residencia de pensionado. El costo de vida en EE.UU. por ejemplo es 4 veces mayor que Panamá.  Y además, como pensionado también recibes un 25% de descuento en vuelos domésticos e internacionales, restaurantes y utilidades (electricidad y telecomunicaciones); y un 50% en todo lo relacionado al entretenimiento. Con una residencia de pensionado también puedes importar hasta $10,000 en bienes libres de impuestos facilitando la construcción de tu hogar ideal.

La conectividad aérea de Panamá es otro factor diferenciador. Para los nuevos nómadas digitales poder estar en Miami o Bogotá en 2 horas o tener vuelos directos a Ciudad de México, Buenos Aires o Ámsterdam y París es una ventaja ideal para un nuevo modelo de negocios digital y global. A la conectividad aérea se le suma que Panamá goza del internet más rápido en la región.

哥斯达旅馆酒店#你好,你这里wifi密码是多少,我是410的客人-巴拿马城旅游问答【携程攻略】

¿Por qué Panamá?

En el aspecto económico, Panamá es un destino estratégico. Para aquellos que forman parte de la economía digital o han optado por mantener su trabajo remoto después de la pandemia, si sus ingresos no son generados en el país, no deben impuestos al estado Panameño. Y como Panamá tiene una economía dolarizada, no hay pérdidas monetarias por operaciones de arbitraje. Inclusive para nuevos emprendedores, el registro de una nueva compañía en Panamá es uno de los procesos más sencillos y simples. Puedes incorporar tu LLC en menos de dos semanas y por menos de $1,250. Por eso el país tiene un registro de más de medio millón de compañías.  De igual forma, si los ingresos de la compañía no son generados en suelo Panameño no hay impuestos que sustraer de las ganancias.

El sistema de salud privado es de primera calidad y los costos de atención médica y seguro médico en promedio son entre un 25% a un 50% menos costosos que en los Estados Unidos. Los bienes y raíces también son una ventaja en Panamá. Como consecuencia de la pandemia los precios de los bienes inmuebles cayeron un 4% en la Ciudad de Panamá por ejemplo mientras que las casas en el interior del país cayeron entre un 9% y hasta un 36%. La renta en promedio vio una reducción de precios de un 20%, y hasta un 70% en casos específicos de esquemas de a largo plazo.

Estabilidad y Seguridad

Es complicado encontrar un nivel alto de estabilidad y seguridad, bajos costos y enorme potencial de crecimiento económico y aumento de calidad de vida, en los países que acogen expatriado. En la lista de países preferidos por expatriados, solo Panamá puede ofrecer una garantía de seguridad política a largo plazo. México, Malasia y Ecuador han sufrido momentos de inestabilidad política en la última década. Una razón trillada pero de peso es el Canal de Panamá.

La importancia de la vía marítima para el comercio internacional y el interés de las grandes potencias económicas, en particular los Estados Unidos, siempre han cubierto con un velo protección y tutelaje al Estado panameño. Desde el inicio de la era democrática hace más de 30 años Panamá ha tenido una vida republicana ininterrumpida. Panamá no tiene un ejército, no hay divisiones étnicas ni religiosas en el país y el sistema de partidos políticos todos tienen inclinaciones sociales demócrata.

Según el Global Peace Index Panamá registra mayor estabilidad y paz social que países como EE.UU. y Grecia. Es el segundo país más seguro de centro-américa por debajo solo de Costa Rica y número 5 en todo latino-américa. Una economía dolarizada también protege a Panamá de un cambio drástico en las políticas monetarias al anclar la inflación a los objetivos conservadores del tesoro de los Estados Unidos. Y finalmente el istmo Panameño goza de una ubicación geográfica libre de amenazas de desastres naturales.

Costo de vida

El costo de vida en Canadá, Nueva Zelanda o Taiwán es mucho más alto que Panamá. Y ninguno de los demás destinos mencionados cuenta con la facilidad de estar en la montaña, en una playa del caribe o del pacífico, en las calles del casco antiguo de una ciudad colonial o en el roof-top de un rascacielos moderno todo en un día y con distancias tan cortas como un viaje en carro de hora y media. Cerca de un 20% de la población es bilingüe y habla inglés. Y la comunidad de expatriados, que remontan desde los inicios del siglo 20, está bien organizada en decenas de clubes por nacionalidad, idioma, intereses económicos o extracurriculares.

En la ciudad de Panamá solamente hay más de 35 mil expatriados de todo el mundo, mientras que en Pedasí, Boquete y Coronado (en el interior del país) hay alrededor de 15 mil expatriados adicionales. Una pareja profesional podría vivir cómodamente en la ciudad capital con ingresos tan bajos como $2500 al mes con renta incluida, y con lujos en el interior del país.

Vivienda

En la Ciudad de Panamá un expatriado tiene la facilidad adicional de escoger distintas zonas para vivir dependiendo de su preferencia. Como Panamá es un destino para los expatriados desde hace décadas, la misma ciudad creció integrando las necesidades de esta población culturalmente diversa y distinta. La urbanización de Clayton y los alrededores de la antigua base militar norteamericana aloja una comunidad establecida de americanos-panameños. Mientras que Cosa del Este es el hogar preferido de jóvenes profesionales que trabajan en multinacionales establecidas en el parque de oficinas corporativas de la barriada. Las opciones habitacionales son tan variadas como una residencial vertical en el boulevard frente al mar a una casa en una comunidad cerrada y con piscina comunitaria en un rango de 2 kilómetros cuadrados. Tres centros comerciales y los dos mejores colegios bilingües del país se encuentran en la misma urbanización.

En conclusión

La nueva normalidad que tanto esperamos ya llegó a Panamá. El país está rumbo a conseguir la inmunidad de rebaño contra la covid-19 para finales del 2021. Pero más allá aún, Panamá está preparada para la economía digital del futuro, una economía que ya representa 22% del comercio mundial y que continuará creciendo. La ubicación geográfica, estabilidad política, altas tasas de crecimiento económico y bajos costos de vida ya figuraban entre las razones por las cuales los expatriados escogían Panamá como destino.

Con el aumento de trabajos remotos, y la caída de los precios de los bienes y raíces en Panamá, el país se perfila para recibir un flujo mayor de expatriados, sentando los cimientos de una nueva dinámica social: los hubs de la economía mundial. Los jóvenes profesionales podrán encontrar las conexiones y oportunidades de negocios no solo a una comunidad local de expatriados si no por extensión en una comunidad global de negocios en un solo lugar. Un solo lugar que tenga todas las facilidades logísticas, legales, y financieras para prosperar pero también un estilo de vida de primer mundo en un istmo paradisiaco.

Bartolomé Ubilla

Director Operaciones, Siuma Property

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *