La reactivación económica de Panamá tiene fecha de inicio.

Por tanto, el momento ideal para invertir en una propiedad se acerca. Mientras la mayoría de los países de la región mantienen un alto nivel de incertidumbre, para el mes de agosto del 2021 Panamá, logró vacunar a más del 70% de su población. Los últimos confinamientos se vivieron en el mes de enero. Por lo que se espera que la actividad económica tenga un panorama más claro a partir del 1 de octubre.

El 21 de junio, el gobierno nacional extendió del período de flexibilización de deuda. Es decir que, al 1 de octubre, los prestatarios deberán retomar los pagos de sus compromisos con los bancos. El 1 de octubre marcará el inicio de una temporada de inversiones ideal. En particular en la construcción de proyectos inmobiliarios y en bienes y raíces existentes.

Europe to Panama aviation: Norwegian mulls new direct UK route | CAPA

Panamá es un destino óptimo para inversiones en bienes y raíces .

Durante el pico de la pandemia, Panamá mantuvo su estatus como ubicación segura para capitales que buscaban mayor rendimiento. Desde el 1 de octubre hasta mediados del 2022 Panamá se convertirá en un destino ideal para inversiones en bienes y raíces a mediano y largo plazo con altos retornos.

El fin de la moratoria bancaria y el período de flexibilización de deudas levantará un velo de incertidumbre. El más importante: la liquidez de los bancos. Según los estudios realizados por la Asociación Panameña de Corredores y Promotores de Bienes Raíces, el sector inmobiliario recuperará el dinamismo que tuvo en la pre-pandemia para mediados del 2022 y los sobrepasará para finales del año que viene.

El precio de las residencias verticales cayó un 4% en la Ciudad de Panamá y el de las casas en el interior del país cayeron entre un 9% y hasta un 36%. La reactivación de la economía que crecerá un 12% en el 2021 y 8% en el 2022- lo que definitivamente reajustará estos precios con una tendencia al alza. Por lo que el momento para invertir es durante este periodo de reajuste económico con un bajo nivel de riesgo considerando los pronósticos económicos y los logros epidemiológicos del país.

Es evidente que las consideraciones para una inversión en bienes y raíces dependen de los objetivos.

La compra de un terreno, por ejemplo, es una oportunidad para una operación “greenfield” que está llegando al país (probablemente producto de los beneficios de la ley de Sede de Empresas Multinacionales) o un proyecto local que está apostando a la innovación. La compra de un inmueble nuevo puede representar una inversión fija y a largo plazo para una familia sentando raíces y aprovechando los bajos precios temporales. Mientras que un apartamento, casa de segunda mano o bien reposeído puede ser una increíble oportunidad de inversión a mediano plazo con un ROI de reventa importante.

¿Alza de precios de materiales de construcción?

A primera vista algunos pensaran que el alza de los precios de materiales de construcción en Panamá cancela los beneficios de los bajos precios de los terrenos.  Sin embargo, el alza en los costos de la construcción registrados desde el mes de abril se debe en gran parte a un importante aumento del precio de los fletes marítimos. Eso precios caerán en el 2022. Cuando entren en circulación un número de buques de carga nuevos a nivel mundial – equivalentes a 15% de la flota actual – que se encuentran en construcción. Lo mismo se espera de los precios del petróleo cuyo aumento de precio actual es consecuencia del acelerado aumento de demanda global ligado a las reactivaciones económicas en países centrales.

La OPEP de seguro reaccionará ajustando sus niveles de producción de cara a las necesidades de los procesos de reactivación económica de los países miembros.

La compra de un terreno o propiedad nueva además tiene la ventaja importante para un inversionista de poder diseñar o adquirir un bien inmueble con las consideraciones modificadas de los usuarios en un mundo post-pandemia. Sea para el desarrollo de una propiedad comercial o residencial los proyectos nuevos tendrán el valor agregado para el usuario final de contar con un diseño con las últimas innovaciones o adaptado personalmente a la digitalización, el internet de las cosas y la flexibilización de los espacios para la vida del futuro.    

La compra de un apartamento o casa de segunda mano tiene un llamativo considerable actualmente en el mercado panameño.

Existen los beneficios y consideraciones habituales. Como por ejemplo obtener un bien inmueble que puede dar testimonio de la calidad de sus materiales o requerir algún tipo de reparación. Sin embargo, expertos sugieren que la demanda de casas en particular aumentará por encima de niveles pre-pandemia. Una vez la economía recupere sus niveles de demanda (que en el caso de Panamá será a mediados del 2022).

La experiencia de los confinamientos revalorizó la importancia de contar con un espacio abierto por razones de salud física y mental.

Esta contingencia de la pandemia acompaña una caída abrupta del precio de las casas en el interior de Panamá. De manera indirecta, las casas en el interior del país tendrán un llamativo adicional producto de la digitalización del mundo laboral. Las diversas modalidades de teletrabajo, hacen posible una vida en un espacio mucho más grande a un precio más asequible.

Por otro lado, la oferta de las residencias verticales de segunda mano que han sido desvalorizadas por los efectos económicos de la pandemia. Con la asesoría correcta, podrían cumplir esa relación dorada 70-30. Cuando el precio del inmueble es un máximo de un 70% del precio de reventa post-remodelaciones (siendo estas inferiores al 30% de precio de reventa). Adicionalmente a corto y mediano plazo la oferta de residencias verticales no aumentará a la par de la demanda. A la fecha poco más de 60% de los proyectos de construcción que quedaron en planos o paralizados durante el 2020 han reiniciado labores. Nuevamente haciendo del próximo semestre un tiempo ideal para asegurar la plusvalía de una inversión en bienes y raíces.

Propiedades reposeídas

Finalmente, una opción, en la cual el Grupo SIUMA tiene una experiencia especializada, de altísimo rendimiento son las propiedades reposeídas. Los precios de subasta de bienes inmuebles pueden ser tan bajos como el saldo adeudado al banco antes de ser reposeídos. Es importante contar con un buen asesor por supuesto. Qué permita llenar esos vacíos de información sobre el inmueble que puedan no estar a la vista en una subasta. Con la relación adecuada con los Bancos, las negociaciones usualmente son cortas y la competencia puede ser evitada con ofertas al contado. A partir del 1 de octubre se espera que el inventario crezca tras el fin del período de negociación de deudas con los bancos. Esta realidad se suma a las cualidades habituales del mercado de reposeídos.

En conclusión

Navegar las oportunidades del mercado inmobiliario en Panamá, durante esta coyuntura histórica de transformación de preferencias de los usuarios y crisis económica, depende por su puesto de contar con la información correcta y los aliados idóneos. Las inversiones de alto rendimiento generalmente están ligadas a riesgos proporcionales. La situación especial de Panamá, por los pronósticos de su agresiva recuperación económica y su éxito epidemiológico, mitigan los riesgos de una inversión que un experto puede encontrar.

Erick Goldoni

Socio Director, Siuma Property

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *